El Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG), firmó convenio interinstitucional con el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), para la instalación de estaciones meteorológicas y la administración de datos para fortalecer la producción en puntos estratégicos de cuatro departamentos del país.

“El Senasag esta adquiriendo seis estaciones meteorológicas, para poder fortalecer los proyectos productivos de inversión que impulsa nuestro presidente Lucho Arce, a través del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras y la entidad sanitaria del país”, dijo, Javier Suárez, Director General Ejecutivo del SENASAG.

La estación meteorológica se utiliza para medir y registrar regularmente diversos valores meteorológicos. En la producción se puede utilizar estos datos para planificar los riegos y fumigaciones contra plagas, ya que se puede medir la humedad del suelo para saber si se debe o no regar en esos momentos el cultivo.

“Las estaciones meteorológicas se van a implementar en: Santa Cruz, Cochabamba, La Paz y Beni, todos los datos serán administrados por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), de esa manera se trabajará de manera conjunta para avanzar en los proyectos productivos”, manifestó.

Las redes de estaciones meteorológicas son una herramienta de apoyo a la toma de decisiones del Estado involucradas en el desarrollo agropecuario, así como para los agricultores y ganaderos.

“Para los proyectos: cacao, algodón, banano, piña y frutos amazónicos, serán de gran utilidad para el pronóstico de plagas y enfermedades, planificación de tareas, aviso de helada, golpe de calor, lluvia. Además de realizar seguimiento del microclima, desarrollo fenológico y producción agrícola, agricultura más precisa, cálculo de la evapotranspiración, balance de agua en cultivos para una gestión del riego más eficaz”.

A su vez, el Director General del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), Hugo Mamani Ticona, destacó el trabajo en conjunto con el SENASAG, para la generación de información y toma de decisiones para mejora la producción en el Estado Plurinacional de Bolivia.

 

firmadeconvenio

“Nosotros como SENAMHI, vamos a transformar estos datos en información específica que sirva para la planificación y la toma de decisiones en cuanto a cualquier evento extremo meteorológico e hidrológico, para el mayor rendimiento de la producción”, sostuvo Mamani.

La agricultura es una actividad estrechamente relacionada con el clima. La cantidad de agua de lluvia, la humedad almacenada en el suelo, la ocurrencia de heladas, o la presencia de granizo, constituyen algunos de los componentes del clima que año con año repercuten en la producción de cosechas. La presencia de plagas y enfermedades, la eficiencia en la absorción de nutrientes, la demanda de agua por las plantas y la duración de los ciclos vegetativos, dependen también en gran medida de las condiciones del clima.